miércoles, 31 de agosto de 2011

El nuevo perfil del traductor

Hoy  en día es necesario tener habilidades esenciales para estar al frente de un proyecto de traducción. Conoceremos estas habilidades y las declaraciones de colegas que ya las ponen en práctica y han comprobado que perfeccionarse es una necesidad para sobresalir en el mercado.

Como sabemos, lo único que nos lleva a la excelencia es la educación. Ser traductor profesional es una tarea que debemos llevar adelante con mucha seriedad, para establecer parámetros de calidad y hacer un excelente trabajo de traducción.

Los seis puntos importantes para destacarse en el mercado y responder al nuevo perfil de traductor demandado en el mercado se ilustran a continuación con las declaraciones de colegas experimentados. Todos ellos, de diferentes partes del mundo, nos contarán lo importante que es el perfeccionamiento en la práctica.

Para promover el aprendizaje de nuevos conocimientos es fundamental  que desarrollemos un análisis permanente sobre nuestra trayectoria profesional, darnos cuenta de las fallas, saber lo que aún nos falta aprender y asumir el desafío de ser cada día mejores traductores.

En la actualidad, no es posible desempeñar nuestro trabajo sólo con el conocimiento que aprendimos al inicio de carrera, ni con el simple hecho de dominar perfectamente una lengua de origen y otra de meta o pensar que la tecnología es algo sólo para los especialistas. Trabajar sin intercambiar experiencias con los colegas e ignorar las novedades del mercado son prácticas condenadas por los especialistas cuando se piensa en el traductor del futuro. La profesión es vieja, pero los tiempos cambian...

Planificar y evaluar constantemente nuestro trabajo es algo esencial en la rutina de todo buen profesional.

Esta nueva configuración del perfil profesional del traductor es producto de las demandas del mercado actual. Antes pensábamos que la principal función del traductor era traducir perfectamente un texto de una lengua a otra, pero vemos que también se requiere una postura y ésta debe ser una postura activa de reflexión, autoevaluación y estudio constante.


Tener buena formación
Tanto a los correctores de estilo como a los traductores se les exigen importantes conocimientos lingüísticos y mucha cultura general; sin embargo, es poco lo que se advierte acerca de la capacidad lectora que cada uno debe dominar. Es bien sabido que un error en la comprensión de una palabra o expresión afectará notablemente el desempeño de ambos profesionales: en el primero, «corregir» donde no hay error; en el segundo, «traducir» una malainterpretación a otra lengua.

La lectura de palabras arcaicas o de uso poco frecuente en el idioma suele ser un problema. Un caso interesante es la palabra «inconcuso», que según el DRAE significa: «Firme, sin duda ni contradicción». Si tanto un corrector como un traductor poco atentos creen que la palabra posee un error y que debería ser «inconcluso», se estará cambiando radicalmente de significado y, por tanto, se distorsionará el mensaje. Para muestra, este fragmento: «En medio de la cruel falta de datos históricos fehacientes de que se dispone para el estudio de los orígenes de la filosofía de Platón y Aristóteles, hay, sin embargo, un hecho inconcuso, a saber: que dicha filosofía está vinculada, en sus orígenes, a la obra de Sócrates (...)” (Xavier Zubiri, Naturaleza, historia, Dios, 1932-1944). Si en esta cita cambiamos «inconcuso» por «inconcluso», va a resultar que es un hecho «inacabado» la vinculación de la filosofía de Platón y Aristóteles con la de Sócrates. ¡Grave error!

En síntesis, la norma de todo corrector y traductor es ser altamente cuidadoso en su lectura. Ninguno de los dos puede fiarse demasiado de su conocimiento del mundo, lo cual los obliga a investigar en los diccionarios y enciclopedias cada vez que se topen con palabras o frases aparentemente extrañas. Ser conscientes de esto evitará perder prestigio profesional y ganar lectores enfadados.
Ricardo Tavares, corrector de textos y profesor de Morfosintaxis en la Universidad Católica Andrés Bello – Venezuela

Usar las nuevas tecnologías
Cuando hablamos de «nuevas tecnologías», sin contar las ya conocidas (computadoras, Internet, motores de búsqueda como Altavista, Google, etc.) y las herramientas de lingüística de corpus, aparece una familia de herramientas computacionales que deben ser consideradas por el traductor: las TAOs, o programas de traducción asistida por ordenador. 

También llamadas «memorias de traducción»,  las TAOs no deben confundirse con los traductores automáticos (MT, del término usado en inglés para traducción por máquina).

Las memorias de traducción son bases de dados construidas por el traductor, donde se almacenan sus propias traducciones. Al traducir un nuevo texto, el programa sugerirá las mejores opciones, siempre basándose en trabajos anteriores. 

El cliente internacional, principalmente de Europa, hoy en día no pregunta «si» uno sabe usar las TAOs, sólo cuál (o cuáles) herramienta(s) de traducción uno domina. 

Y dominarla(s) principalmente significa entender cuánto nos ayudará(n) y cómo sacarle(s) el mejor provecho, sin comprometer la calidad de nuestro trabajo.
Ana Julia Perroti-García, traductora italiano > español > portugués <> inglés - Brasil

La actualización permanente, una ventaja competitiva
La velocidad con la que se producen los cambios es cada vez mayor, por lo que mucho se lee hoy en día sobre la necesidad que tenemos los traductores de estar actualizados para mantenernos vigentes y tener éxito en este mundo globalizado. Pero, ¿qué implica realmente estar actualizados?

Un traductor actualizado debería poder responder las siguientes preguntas:

-  ¿Qué está ocurriendo a nivel académico en nuestras lenguas de origen y en nuestra lengua meta?

- ¿Qué cambios o avances tecnológicos están afectando directa o indirectamente nuestra profesión?

-  ¿Qué está ocurriendo en la industria y en el mercado de la traducción?

-  ¿Cuáles son las novedades en nuestra área de especialización?

Hay muchas herramientas disponibles para ayudarnos a responder las tres primeras preguntas. Las asociaciones profesionales son una excelente fuente de conocimientos y noticias; pertenecer a este tipo de grupos es indispensable, como también lo es seguir las discusiones que surgen en diferentes blogs y portales especializados. Participar activamente en conferencias u otro tipo de eventos sobre traducción, tanto a nivel local como internacional, es otra excelente manera de conocer las últimas novedades y ampliar nuestra red de contactos.

En cuanto al cuarto punto, la formación continua en la especialidad que hayamos escogido (en mi caso, ingeniería) no sólo representa un factor de diferenciación a la hora de fijar nuestras tarifas sino que también nos permite conocer potenciales clientes.

En síntesis, el traductor que invierte tiempo y dinero en estas actividades se mantiene actualizado y tiene una ventaja competitiva. Aprovechar esta ventaja depende de cada uno de nosotros.
Laureana Pavón, ingeniera y traductora inglés < > español – Uruguay

Trabajar en grupo y la importancia de las  colaboraciones
¿Te gusta trabajar de a dos o en grupo? A mí, sí. Me gusta porque siempre aprendo mucho con el trabajo de los colegas. 

Sé que a la mayoría de los colegas no le gusta y muchos hasta recusan hacer trabajos de este tipo. Ya he participado de charlas con colegas donde todos los presentes criticaban a todos los otros traductores y correctores del mundo, que no pasaban de unos incompetentes, aparentemente olvidándose que, en otro lugar, alguien podría estar diciendo lo mismo de ellos, porque nosotros  somos los otros de los otros.

Desde luego que ya me he topado con traducciones mal hechas que me dieron mucho trabajo y mis traducciones también ya han sido revisadas por gente que no se merece la categoría de profesional. Sin embargo, jamás hubo un trabajo del cual no haya aprendido nada. No habría llegado al nivel que llegué si no hubiera hecho correcciones de textos y si los míos tampoco hubieran sido revisados por otros colegas. Soy consciente de que lo mucho que he aprendido hasta ahora ha sido poniendo atención a las mejores soluciones, a veces con problemas que me hubiera gustado solucionar hace años,; siempre me ha estimulado ver estos servicios como oportunidades más que como suplicios. No me arrepiento de nada de todo esto.

Danilo Nogueira, traductor inglés > portugués - Brasil

La autoevaluación y la planificación
Vamos al grano: la gente sabe de un traductor lo que lee y le evalúa por cada coma, por cada error ortotipográfico, por cada frase mal sonante. Las revisiones y los revisores sientan mal a la mayoría, pero son fundamentales para desarrollar la autocritica y hay que darles la máxima atención. Es un PRIVILEGIO ser revisado y conocer sus propios fallos, no un castigo. 

La autocondescencia no tiene cabida en esta profesión de cara al resultado final. Tenemos que mantener siempre el máximo nivel de exigencia hacia nuestro trabajo. Errare humanum est, pero hay que crear herramientas para que eso sea la excepción, jamás la regla. El que se entrega al autoperdón constante y no asume una actitud de crecimiento profesional interna no puede progresar; hay que mirar de frente las debilidades y trabajarlas. Tenemos que determinar el origen de nuestros fallos en su razón más profunda: los errores habituales suelen tener una razón interna –y muchas veces emocional– que tiene que ser analizada y tratada con soluciones eficaces y efectivas para que el traductor avance hacia un nivel superior de desempeño.

Para muchos noctívagos, les perjudica no estar conectados por la mañana para contestar los correos y pierden trabajos: planificar el día para que la noche no represente la principal parte de la jornada de trabajo es un primer paso muy importante y una de muchas soluciones posibles. Pero tampoco podemos radicalizar esta actitud al punto de pensar que en una semana se puede corregir una costumbre de una vida porque eso sólo generará frustración: un cambio de este tipo tarda hasta tres meses en convertirse en algo natural y asumido.

Planificar nuestro trabajo implica también planificar nuestra vida personal; si este no es un día productivo, a lo mejor un paseo por la playa o un café con un amigo van a hacer más por nuestro trabajo que cuatro horas infértiles delante de un ordenador. Eso sí, la hora de revisar tiene que ser sagrada y sin distracciones – cerrar las redes sociales, el correo electrónico y planificar el trabajo para que ese momento ocurra en la hora del día en que la concentración está al máximo. Para terminar, actitud optimista de cara al trabajo y motivación son la clave de una vida profesional llena de éxitos. Pero eso daría otro artículo…
Elisabete Coutinho, traductora portugués < > español, inglés, francés, italiano, catalán > portugués – Portugal/España

La actitud profesional del traductor
La mayoría de los clientes que anhelan un traductor desea trabajar con un profesional.

Si bien hay millones de traductores titulados que se dicen profesionales, solo algunos de ellos son lo que un cliente denominaría 'un profesional'. ¿Por qué? Porque muy pocos traductores tienen una verdadera actitud profesional. 

Y no crean que es cosa de mirarse al espejo y repetir: ¡Soy un profesional! 

La actitud profesional emana del traductor para bien o para mal. 

• Un profesional se conoce: sabe lo que quiere de la vida, está al tanto de sus fortalezas y debilidades y, sobretodo, sabe lo que vale.

• Un profesional es ético: no estafa, no desprestigia a sus colegas ni ridiculiza a sus clientes.

• Un profesional se preocupa por entregar trabajos de calidad: revisa sus trabajos siempre y no solo cuando alcanza, sabe cuáles son los estándares de calidad de su área, entiende cómo miden la calidad sus clientes, recibe de buen grado la retroalimentación y se capacita constantemente.

• Un profesional es un comunicador: conoce a las personas, es empático, sabe escuchar, tiene capacidad de comprensión y criterio, sabe negociar y comercializar, es atento, humano y entabla relaciones (¡los negocios vienen por añadidura!)

Una vez que ya desarrollaste las habilidades descritas, o al menos algunas, el trabajo consiste en poder comunicar con tu presencia, tu voz, tu forma de hablar, de escribir, de reír y de soñar: ¡Soy un profesional! 

He ahí la cuestión: el verdadero profesional no necesita decirlo, lo emana.
Johanna Angulo, correctora de textos y traductora inglés, japonés > español - Chile

Los puntos mencionados son estos seis y las recomendaciones de estos experimentados colegas traen consigo la invitación para desarrollar estas habilidades en nuestro día a día y hacernos cada día mejores.


26 comentarios:

Damiana Tradutora dijo...

Excelentes reflexiones! Leyendo todo esto me puse a pensar sobre la historia del traductor profesional en Brasil, en como es una profesión reciente si comparamos con otros países. Me puse a pensar también que hay muchos clientes que no buscan traductores profesionales. El traductor profesional debe buscar al "cliente ideal", que deveras se preocupa con la calidad y no con la cantidad... Abrazo!

Adilson Oliveira dijo...

Sucesso, meu querido!
Gosto muito de vc.
Bjs.

Nerytraducciones dijo...

Muy bueno Amigo!! FElicitaciones. Voy a tener que estudiar mas para tener este perfil de traductora!! jajajja
Besotes

María Cristina de la Vega dijo...

Magnífico compendio de criterios. Deberías de traducir el artículo al inglés para los colegas angloparlantes. Sería un éxito.

Aracy Miranda dijo...

Perfecto! Las reflexiones me van a ayudar en mi "TCC" sobre las nuevas tecnologías utilizadas por los traductores del siglo XXI, principalmente las "asistidas", como se refiere en uno de los textos.Abrazos. Aracy Miranda. Brasil.

Víctor Gonzales dijo...

Damiana, gracias por tu contribución. Un saludo, Víctor Gonzales

Víctor Gonzales dijo...

Adilson, muchas gracias por el apoyo y por todas las cosas buenas que aprendo contigo. ¡Profe! :-)

Víctor Gonzales dijo...

Nery, perfeccionarse es un constante aprendizaje. De hecho, ya estás en ese proceso desde hace mucho. Aprendemos juntos. Un besote, Víctor

Víctor Gonzales dijo...

Gracias por tus palabras, María Cristina. :-)

Víctor Gonzales dijo...

Aracy, es muy alentador saber que esta pequeña contribución te ayudará. Un saludo, Víctor Gonzales

luiz camacho dijo...

Como gostaria de conhecer este mundo de tradução e interpretação .

o que vi , ate agora é criar uma empresa , mas o dinheiro a ser colocado é alto .

desejava aprender sempre e depois a pratica !

JC dijo...

Víctor,

Grato pelo seu texto, e pelo dos colegas que colaboraram.

Apesar do post ser longo, gostaria de compartilhar uma entrevista de Graciliano Ramos, na qual ele dá sua opinião sobre o que significa "escrever".

Como, na minha opinião, traduzir É escrever, é ser o autor do texto na lingua de chegada, cujo contexto foi criado na língua de origem, "um tradutor é um autor sem assunto", pois o assunto veio pronto, da origem.

Traduzi a entrevista para o inglês, para postar no meu site:

"Writing should be done in the same manner as the washerwomen of Alagoas practice their craft. They start with a first wash(ing), soaking the dirty clothing by the bank of the lagoon or stream; they wring the piece of clothing, soak it again, and then wring it once more. They then add indigo, soap and wring once, and then twice. Then they rinse, and soak it again, now splashing the water onto the cloth with their hands. They beat the cloth on a slab or clean stone, they wring it again and then one more time, they wring it until no water drops from the cloth anymore. Only after they have done all this do they hang the clean piece of clothing to dry, on a string or clothes line. Whoever goes into writing should do the very same thing. The word was not meant to embellish or to spark like fake gold; the word was meant to say." (Graciliano Ramos, during an interview, in 1948)

*************************

“Deve-se escrever da mesma maneira como as lavadeiras lá de Alagoas fazem seu ofício. Elas começam com uma primeira lavada, molham a roupa suja na beira da lagoa ou do riacho, torcem o pano, molham-no novamente, voltam a torcer. Colocam o anil, ensaboam e torcem uma, duas vezes. Depois enxáguam, dão mais uma molhada, agora jogando a água com a mão. Batem o pano na laje ou na pedra limpa, e dão mais uma torcida e mais outra, torcem até não pingar do pano uma só gota. Somente depois de feito tudo isso é que elas dependuram a roupa lavada na corda ou no varal, para secar. Pois quem se mete a escrever devia fazer a mesma coisa. A palavra não foi feita para enfeitar, brilhar como ouro falso; a palavra foi feita para dizer.” (Graciliano Ramos, em entrevista concedida em 1948)"

Abraços,

JC

JC dijo...

Ainda mais um pouco...

Meu site www.proqualitrans.com tem um texto sobre o que considero ser um tradutor PROFISSIONAL.

Eu terei prazer com sua visita (e dos colegas).

Robson Di Brito dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Robson Di Brito dijo...

Quando se faz com amor, os homens são obrigados a curvar diante da beleza. Assim é seu trabalho. Sou mais do que um amigo de sala, sou seu admirador! Sucesso sempre.

Víctor Gonzales dijo...

Luiz, el mundo de la traducción es un mundo fascinante. Si realmente te gusta, ¡A estudiar se ha dicho! ;-) Gracias por tu visita y por leerme, Víctor Gonzales

Víctor Gonzales dijo...

JC, mucha gracias por tu aporte. Un saludo, Víctor Gonzales

Víctor Gonzales dijo...

Robson, muchas gracias por tus palabras. Yo también aprendo mucho contigo y es una gran satisfacción tenerte como amigo y compañero de estudios. Un abrazo, Víctor Gonzales

Mario Chavez dijo...

Toda bitácora sobre traducción es un buen punto de partida para discutir sobre asuntos pertinentes.

Espero que aceptes críticas constructivas. Aquí van algunas.

Primero, no están bien redactados los tres primeros párrafos. Primero, empiezas con un argumento débil que intentas apuntalar con un tono instructivo, como si fuera una lección que debemos leer.

Segundo, comienzas el segundo párrafo con una opinión personal y la estableces como una verdad aceptada. La educación contribuye a la excelencia, pero no es el único factor. Es otro argumento poco desarrollado.

Tercero, ¿qué es establecer parámetros de calidad? Es una frase peregrina y ambigua, pues ¿de qué calidad hablamos? Si nos referimos a la calidad de la traducción, califiquemos la sentencia: la buena calidad, la calidad excelente, etc. (a pesar de que es otro tema). Además, uno puede referirse a parámetros de calidad que el traductor se impone en su trabajo, que no necesariamente son los mismos que el cliente dicta.

El tercer párrafo parte de la suposición de que el traductor se puede destacar en el mercado siguiendo seis puntos o reglas. ¿Conforme a quién? Otra vez, un argumento poco desarrollado.

El artículo está titulado con una suposición. ¿Qué nos hace pensar que el traductor ha tenido un perfil o que necesita uno nuevo? ¿En qué sectores o industrias? ¿Cómo demostramos ese cambio, del perfil viejo al nuevo? ¿Qué entendemos por perfil?

Un saludo desde Ohio.

Antonio de Torre dijo...

Acabo de incluir un enlace a tu blog desde un agregador de blogs sobre traducción y herramientas de traducción. Espero que sigas colaborando y aportando lo que publiques.
http://www.scoop.it/t/tradumatica/p/427679811/el-heraldo-de-la-traduccion-el-nuevo-perfil-del-traductor
Un saludo
Antonio de Torre

Víctor Gonzales dijo...

Estimado Mario, sin duda alguna me encantan las críticas y lo menciono en la propia entrada; esto hace parte de la educación, que por sinonimia o por el contexto puede entenderse como aprendizaje, proceso que nos hace cada día mejores y nos ayuda a alcanzar una postura profesional.

Los puntos que no son reglas, son temas ya tratados desde hace muchísimo tiempo y que sirven para todo buen profesional independientemente del área de trabajo o profesión.

Si te interesa profundizar el asunto, te invito a escribir un texto como complemento de esta entrada y publicarlo en el blog, bajo tu autoría. Te dejo mi contacto: victorgonzales@terra.com.br

Un saludo, Víctor Gonzales.

Víctor Gonzales dijo...

Estimado Antonio, muchas gracias por incluir esta entrada. Que bueno que te haya gustado.

Felicitaciones por tu página, está muy interesante y ya la he publicado en la Página de Facebook. Un saludo,

Víctor Gonzales

finnish website translation dijo...

Nota genial!
Gracias por compartir ......



finnish website translation

Víctor Gonzales dijo...

Finnish website translation, gracias por leerme. Un saludo, Víctor

Franklin Flores Ramos dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Franklin Flores Ramos dijo...

Un excelente artículo que me ayudará mucho en mi formación, pues soy estudiante de traducción e interpretación y desconocía gran parte del perfil del traductor. Saludos!!