martes, 1 de mayo de 2012

La traducción y las instrucciones del cliente


Entregar una traducción con calidad es muy importante para nuestros clientes, sean estos, clientes finales o agencias de traducción, pero debemos pensar que además de entregar un trabajo de calidad también es importante que sigamos las instrucciones y procedimientos de la empresa que nos contrata. ¿Qué instrucciones? Todas. Muchas veces el cliente nos da instrucciones sobre cómo hacer la entrega del trabajo realizado y debemos seguirlas como parte del proceso de traducción. 

Muchas veces nuestra comunicación con el cliente es solo por correo, por lo tanto, todo cuidado resulta siendo poco.
 
Los formatos: si el cliente nos envía un archivo en una determinada extensión, lo más probable es que la entrega sea en el mismo formato. Si nos entrega un archivo .doc debemos de entregarlo en un .doc, si el cliente nos entrega un .ppt debemos entregar nuestra traducción en el .ppt en el caso que sea editable, y pasa igual con los archivos .pdf. En el caso de los .pdf es ideal dejarle claro al cliente que haremos la entrega en un .doc u ofrecerle el servicio de maquetación para que no tenga sorpresas cuando reciba nuestra entrega. Muchos clientes nos mandan un .pdf o imagen y esperan recibir el material en el mismo formato.

Nombres del archivo: lo ideal es no cambiar el nombre original del archivo ni agregarle nuestro nombre a dicho archivo. Suelo mantener el mismo nombre, agregando apenas la terminación _ing, _port, _esp, según sea el caso, pero hay que recordar que en el caso de las agencias, muchas ya tienen su forma de trabajo definida con relación a esto y seguramente recibiremos las correspondientes instrucciones al momento de ser contratados. 

A menudo el cliente quiere el trabajo en columnas, quiero decir, el original y la traducción, una al lado de la otra, o párrafos del original y la traducción a continuación, etc. Por eso es importante que nos fijemos bien en las instrucciones antes de iniciar el trabajo.

Cabe recordar también, la forma de entrega. A pesar de que muchos clientes reciben los encargos por correo, hay algunos que los prefieren recibir en el FTP de la empresa o recibir los archivos encriptados.

La cosa parece sencilla, pero algunas personas se dedican a traducir sin fijarse en estos detalles que, a la larga o a la corta, nos pueden traer dolores de cabeza o un desgaste a la relación con el cliente.

A continuación algunos ejemplos:














3 comentarios:

Laura Castro dijo...

Muchas gracias por los consejos. ¡Tomo nota!

Laura Castro

Regina Coimbra dijo...

Sensillo, claro y muy util. Gracias.

Víctor Gonzales dijo...

Laura y Regina, gracias a ustedes por leerme. Un saludo, Víctor Gonzales.