domingo, 31 de octubre de 2010

El español y el periodismo



Es fundamental que los periodistas tengan un conocimiento profundo del español ya que de cierta forma, se enseña a hablar a través de los medios de comunicación y el mensaje periodístico sirve de modelo para la sociedad.

Para el periodista, la lengua debe ser un punto esencial e importante porque es su principal herramienta de trabajo, es el factor de comunicación que constituye el canal de comunicación entre el periodista y la audiencia. En la medida que el periodista haga un uso correcto, adecuado, de muy buen nivel de la lengua, la comunicación va a ser mucho más completa y se va a poder cumplir con el objetivo final, que es el servicio a la ciudadanía.

El papel del periodista es muy importante porque contribuye para que el español sea cada vez más vivo, más dinámico, sobre todo con el nuevo lenguaje que se está derivando de los medios de comunicación, redes sociales y particularmente con la gente joven.

No se puede renunciar al uso correcto del español por la inmediatez ya que esto sería cometer un gran error. Jamás se puede renunciar al correcto uso del español, por lo tanto, es fundamental que sea la base de la construcción del discurso periodístico que debe complementarse por la calidad de las fuentes y por el rigor de la información.

Renunciar al principal capital que tiene el periodista, que es el de su lenguaje, es renunciar al periodismo directamente. Es imprescindible un conocimiento profundo de la lengua para que cuando la urgencia y la emergencia surjan, se pueda hacer un buen uso de la lengua aplicada a determinadas necesidades.

El periodismo toca las más altas campanas y llega a los más altos niveles cuando el lenguaje y la información son excelsos y se dan la mano. Si se comunica con un lenguaje adecuado, directo claro, preciso y con rigor lo que se está viendo, presenciando, contando o averiguando con respecto a una fuente, un personaje, una situación, evidentemente va a ser de mejor comprensión para cualquier sujeto de la información.

Reflexión: No serviría de nada cumplir todas las reglas del periodismo, acudir al lugar de los hechos, contrastar bien la noticia, construir un relato coherente, veraz y riguroso si se transmite en un español incorrecto.

6 comentarios:

Ben Oliveira dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Ben Oliveira dijo...

Su texto es muy interesante.
No es suficiente a la periodista conocer los hechos, si esto escribe incorrectamente.

Ben Oliveira dijo...

Su texto es muy interesante.
No es suficiente a la periodista conocer los hechos, si esto escribe incorrectamente.

Luis Romero Verdejo dijo...

La Lengua es la Patria del hombre...dijo no sé que sabio de la antiguedad....También es la patria de la inteligencia, de la comunicación y del entendimiento...Claro que un español correcto es IMPRESCINDIBLE, pero al igual que las demás lenguas del mundo, el español se va transformando,adaptando,simplificando al sabor de nuevas palabra, nuevos significados, nuevas contaminaciones...Sí, porque no se vive impunemente (lunguísticamente hablando) en los Estados Unidos sin adoptar anglicismos,o indigenismos, al sabor de las circunstancias. Eso sucede con todas las LENGUAS VIVAS. Las que no han cambiado, se llaman LENGUAS MUERTAS.
Saludos fraternales...
Luis Romero Verdejo (desde Brasil)

Víctor Gonzales dijo...

Seguro que sí, Ben. Por eso, es muy importante que siempre nos mantengamos actualizados.

Anónimo dijo...

Urteter nuytre: http://uznayavto.t35.com